Saltear al contenido principal

Los popotes biodegradables fabricados con papel son una excelente alternativa ecológica para sustituir a los popotes de plástico que tardan cientos de años en desintegrarse y se convierten en una fuente de contaminación para los ecosistemas.

Hoy en día muchas empresas y restaurantes están sustituyendo los popotes de plástico por los fabricados con materiales biodegradables, amigables con el medio ambiente como el papel de plantas la semilla de aguacate, etc. Inclusive en algunas ciudades del mundo ya han prohibido su uso.

El problema con los popotes de plástico no es el uso en sí de estos, sino la recolección cuando se desechan y la falta de reciclaje. Hay estimaciones que para el año 2050, habrá más plástico en el océano que peces, según un informe de 2016 del Foro Económico Mundial. Si logramos generar conciencia ecológica en la sociedad y comenzamos a utilizar popotes biodegradables ayudaremos a disminuir el daño constante con la contaminación de plásticos a nuestro planeta.

popotes-biodegradables-ecologicos-papel-acabado-bambu

Popotes de papel biodegradable

Los popotes de papel fueron creados por Marvin Stone de Washington, DC, que odiaba los popotes de paja que dejaban muchos residuos de centeno a medida que se descomponían, según el Centro Lemelson para el Estudio de la Invención e Innovación, Stone envolvió tiras de papel alrededor de un lápiz y pegó las tiras juntas después de quitar el lápiz. Cambió al papel de manila recubierto de parafina para evitar que el popote se empapara y patentó el producto en 1888.

popotes-biodegradables-ecologicos-papel-acabado-bambu-2

Los popotes de papel siguieron siendo populares hasta que fueron reemplazadas en gran parte por los popotes de plástico en la década de 1960 que hoy en día contribuyen mucho a la contaminación de océanos y atentan contra la vida de muchos animales que los pueden confundir con comida se los comen.

Los popotes de papel siguen siendo una alternativa ecológica al uso de los popotes de plástico. Actualmente muchos de estos popotes están fabricados con materiales renovables y son biodegradables. La campaña sin fines de lucro «For A Strawless Ocean» de Lonely Whale eligió a Aardvark Straws como socio preferido por sus popotes biodegradables de papel que son duraderos y amigables con el medio ambiente y tardan en descomponerse o degradarse de 45 a 90 días. Existen popotes de papel que no son biodegradables por lo que tenemos que revisar bien el empaque para saber si son popotes biodegradables y aptos para la composta, tal como lo podemos ver en el empaque de los popotes Kikkerland.

 

Volver arriba